24Febrero2018

Sábado, 24 Febrero 2018
5:54:41am
  • Como en el viejo oeste
  • Por Carlos Ramos Padilla

RedFinancieraMX
México/Colaboración especial

 

Se llaman Octavio y Antonio de 26 y 28 años, uno abogado el otro criminologo. Los dos trabajan para la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la Repúbica.

Estos personajes están desaparecidos desde el pasado 5 de febrero. Pero salió a la luz publica un video en donde sujetos encapuchados con armas blancas los humillan, los colocan de rodillas y anticipan estar en contra de las acciones del gobierno federal emprendidas contra el crimen organizado, particularmente las emprendidas por el recién nombrado Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida.

Hace apenas unos días se informó de la aparición en la Ciudad de México de varias narcomantas de las cuales el propio Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, descalficó señalando que no estaba seguro de su autenticidad.

El Jefe de Gobierno, Miguel Angel Mancera, reconoció que hay problema serio y grave en la delegación Tláhuac, sitio en el que inexplicablemente se encuentra al frente un Jefe Delegacional señalado como cómplice de los criminales, porque eso son ahí, narcomenudistas y gavillas de sujetos bien armados para cometer ilícitos.

Ahora estamos en México bajo la modalidad de los terroristas de Al Qaeda de mostrar en videos en donde amenazan con ejecutar a sus secuestrados a razón de imponer sus condiciones y doblar al gobierno.

Todo hace suponer que las narcomantas en el capital del país, así como el video son autoría del Cartel Jalisco Nueva Generación.

Las autoridades han emprendido una cacería incansable para dar con los dos agentes y así rescatarlos, pero eso no es suficiente. Las acciones tienen que ser preventivas, de acción, no de reacción. Van sobre Nemesio Oceguera Cervantes alias "El Mencho" o "El Cuini". Sólo nos falta que a los secuestrados les cercenan la cabeza o sean colgados en un puente para que el Gobierno tome en serio las advertencias.

¿Y seguimos preguntando, ellos los criminales sí tienen el derecho de aplicar la pena de muerte, pero nosotros, bajo nuestros códigos los llevamos a juicio y sin elementos para dejarlos nuevamente libres? Y que conste que es pregunta.

Medios

Deja un comentario